Lentes de contacto desechables, del lavabo a tu estómago

lentes de contacto desechables

Lentes de contacto desechables, del lavabo a tu estómago

Lentes de contacto desechables, del lavabo a tu estómago
5 (100%) 7 votes

Vivimos la vida a un ritmo tan acelerado que en muchas ocasiones apenas nos da tiempo para hacernos preguntas esenciales sobre detalles que suceden a nuestro alrededor. Es es el caso de las lentes de contacto.

Hasta hace unos días a muchos de los usuarios de lentes de contacto no se les hubiera ocurrido pensar que arrojando las lentillas al inodoro estuvieran contribuyendo a la contaminación del medio ambiente. La prueba es que entre el 15 y el 20 % de la población de estados unidos arroja las lentes de contacto al lavabo o al inodoro cuándo las tiene que cambiar.

Ha sido un investigador de la Universidad de Arizona, Rolf Haiden que, tras su experiencia personal usando lentillas,  y preguntándose acerca de su destino decidió llevar a cabo una investigación. Al final la conclusión fue que los residuos dejados por las lentes de contacto suponen una grave amenaza para el medioambiente y la fauna marina.

Hoy queremos hacer un viaje. El mismo viaje que hace una lente de contacto blanda desde el lavabo de una persona hasta el estómago de otra. Y ahora te preguntarás….

¿Como puede viajar una lente de contacto desde el ojo hasta el estómago…?. La clave está en los microplásticos y la composición de las lentillas.

Cuándo una persona arroja una lentilla por el lavabo entra en contacto con el agua y luego va a depuradoras donde es tratada. Aquí es importante señalar la composición de las lentes de contacto y os explicamos porque….

Las lentes de contacto actuales están diseñadas para aportar al ojo la mayor comodidad e hidratación posible durante su tiempo de uso.  Es por ello que están fabricadas, en la mayor parte de los casos, con materiales plásticos llamados hidrogeles de silicona.

Las lentes de contacto de hidrogel de silicona, tan ligeras que se deshacen fácilmente

Efectivamente la mayor parte de las lentes de contacto blandas actuales están fabricadas con hidrogel de silicona. El hidrogel de silicona es un polímero diseñado para aportar una extrema comodidad a la persona que utiliza las lentillas. Para ello, están compuestas por una silicona que permite el paso del oxígeno al ojo y el hidrogel, formado en su mayor parte por agua, que le aporta mayor flexibilidad y adaptación.

La parte mal, si hablamos en términos de contaminación al medio ambiente, es que, dado que es un material con una alta concentración de agua (alrededor de un 38%) y con componentes muy blandos,  las lentes de contacto desechables se descomponen con muchísima facilidad dando lugar a los llamados microplásticos.

¿Que son los microplásticos y como pueden afectar al ecosistema… incluso a mi salud?.

Seguimos viajando…

Nuestra lente de contacto se ha descompuesto en pequeñas partículas de menos de 5 milímetros de diámetro escapan a los filtros de las depuradoras y acaban flotando que flotan sobre el fondo marino y que se denominan Microplasticos. Tan pequeños que burlan los filtros de las depuradoras. Los microplásticos debidos a su densidad se hunden en el agua y….

… aquí viene la parte en la que los peces ingieren las micropartículas al confundirlas con alimento.  Es muy habitual que los animales acuáticos confundan éstos plásticos con comida y la ingesta de éstos materiales afecta de forma drástica a su sistema digestivo.

A la vista de todos éstos datos cabe preguntarse… ¿ de qué manera nos afecta de forma indirecta la contaminación a la que están expuestos los alimentos que comemos… ?. Parece lógico deducir que si el alimento habitual de los peces es plástico no será muy beneficioso para nuestro organismo ¿verdad..?

Lo cierto es que nuestros mares están cada vez más contaminados. Los océanos están llenos de residuos plásticos. Se estima que se vierten más de 200 kilos de plástico al segundo en todo el mundo. Cifras escalofriantes ¿verdad?….más si se tiene en cuenta un informe del CSIC que informa sobre como  el plástico que flota en el mar libera compuestos orgánicos que estimulan el crecimiento de las bacterias marinas.

Los 12 billones de toneladas de plástico vertido al agua anualmente liberan unas 23600 toneladas de carbono orgánico. A raíz de ésta investigación se ha demostrado que ese carbono orgánico es consumido rápidamente por las bacterias marinas haciéndolas crecer de una forma poco usual.  Un problema a resolver, sin duda.

Tenemos un propósito…

No sabemos donde han acabado las lentes de contacto que hayamos podido tirar al lavabo en el pasado. Lo que si sabemos es dónde no acabarán en un futuro. Podemos y debemos aportar nuestro granito de arena para la preservación del medio ambiente. Nuestras lentillas en Alcalá de Henares, San Fernando, Torrejón o donde quiera que te encuentres irán al cubo de residuos plásticos.

Hagamos de éste mundo un mundo mejor. En nuestras ópticas en Alcalá, Opticas en San Fernando, ópticas en Torrejón y Opticas en Algete lo sabemos y velamos por ello.  Comparte y difunde ésta noticia.

 

 

No Comments

Post A Comment

¿Te ayudamos?
close slider

¿TE PUEDO AYUDAR?
TLF: 918 835 532

más de 30 años
de experiencia

TE LLAMAMOS